Nuestro pedacito de cielo….

Hace algunos años ya… yo me asomé a tu ventana…. por algún tipejo que te molestaba en un canal de IRC… yo me asomé, pero tu ya me habias encontrado antes…. no podia ese día imaginar como y cuánto cambiarias mi vida…

Comenzamos platicando de todo y de nada, de lo que pasaba en el canal y un poco de lo que pasaba en nuestras vidas. Noche tras noche habia ese gusto y ganas de leerte, esas ganas de sonreir tras del monitor en el momento en que me asomaba a tu ventana.

Tenías miedo que te dijera que estabas muy pequeña y en ese entonces me dijiste que tenias 21.

Al inicio te dije que estabas pequeña… pero día a día has ido demostrándome que no es esa la edad que importa, sino que edad se tiene el corazón y como se vive.

Cuando llamaste la primera vez, estaba nervioso, algo habia en tí que me hizo ponerme asi…

Y pasaron los días… y se volvieron meses… inclusive años…

Aún se conservan igual o más esas ganas de leerte llegando a casa…. esa sonrisa que aparece cuando veo que se abre una ventanita en mi monitor que dice que has llegado, o has escrito un mensaje para mí.

 

¿Como cambiaste mi vida?

¡Fácil!

Simplemente siendo tú misma…. llenando mis noches y mis días con tu forma de ser…

Me recordaste cómo sonreirle a los niños, como maravillarme con un colibrí, como sonreirle al dia al iniciar.

Me enseñaste a dar besos esquimales, aprendi a mostrar más mi tripulante húmedo.

Regresaste las risas y sonrisas a mi vida.

Me hiciste querer ser un mejor hombre de lo que soy.

Me llenas

Aprendi a dormir abrazandote, lo cual no fue dificil, por que eres parte de mí.

Es increiblemente maravilloso como tenemos esas interminables pláticas en el auto de camino a casa contigo… el llegar al departamento y decir… ya llegue chikita!

Y saber que estas aquí conmigo siempre. Y SIEMPRE estarás….

Tu risa suena en mi cabeza, tan agradable… tan sincera y espontánea como nunca había escuchado risa alguna.

Llamada tras llamada, conversación tras conversacíón, hemos ido avanzando hacia nuestro pedacito de cielo… uno de tu y de mí… que no es de nadie más.

Me mostraste que el dia de los enamorados no tiene por que limitarse a un solo dia al año. Contigo he vivido todos y cada uno de los dias desde que te conozco como un hermoso dia de San Valentín.

Te Amo Crayo.

Gracias por ayudarme a ser mejor, gracias por estar siempre conmigo, gracias por TODO lo que eres y significas para mí y por toda la esperanza y felicidad que has hecho regresar a mi vida.

Y gracias sobre todo por compartir conmigo tantos y tantos momentos maravillosos e irremplazables que hemos compartido.

Hoy, como todos los días desde que te conocí… es un hermoso día de San Valentín.

Cike

2 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *